El Día del Dinero Gratis es una inspiración para un pensamiento más crítico y creativo

El día 15 de septiembre se celebra el Día del Dinero Gratis, donde las personas que participan ofrecen su dinero a personas que no conocen (dos monedas o billetes cada vez) y piden los destinatarios que entreguen la mitad a otra persona. Es una oportunidad para dar a conocer los beneficios de las economías basadas en el intercambio, así como para ofrecer una experiencia que inspire un pensamiento más crítico y creativo en cuanto a nuestra relación con el dinero y sobre cómo podemos generar nuevos tipos de actividad económica.

Desde 2011 se han celebrado más de 200 eventos en 36 países. Este 15 de septiembre podemos participar inscribiéndonos en Free Money Day y comprobar lo que sucede en el experimento social más intrigante del mundo, que ocurre cuando se ofrece dinero a desconocidos.

Free-Money-Day-in-StockholmEn un mundo donde el atesoramiento de la riqueza se considera la norma, regalar dinero a  extraños sin ningún compromiso puede parecer una idea radical, sin embargo, para los cientos de personas que han participado en el Día del Dinero Gratis hay un pensamiento de que este tipo de acciones es ahora más necesario que nunca.

Las experiencias de los anteriores Días del Dinero Gratis confirman que la gente se siente más cómodo dando que recibiendo. En 2014, una de las participantes junto con tres amigos tardaron más de una hora de regalar 35 euros en Atenas.

El Día del Dinero Gratis es una oportunidad para empujar a la gente a superar inhibiciones personales sobre las relaciones con personas a las que no conocen, ofrece una oportunidad para mejorar nuestra capacidad de recibir y para plantearnos los prejuicios que tenemos en relación con el dinero y nuestra dignidad. Un día en el que podemos sanar colectivamente las desavenencias que surgen en cualquier cultura basada en la escasez.

free money dayPocas personas están dispuestas a saltar a la vulnerabilidad que sienten al recibir dinero de un extraño. Así que se anima a los participantes a utilizar una técnica sencilla, se sugiere a los destinatarios que guarden la mitad del dinero que han recibido y que pasen la otra mitad a otra persona. Esta técnica incrementa enormemente la voluntad de las personas para participar en el experimento, ya que esto refuerza la idea de ver el dar como legítimo, lo que a su vez legitima al receptor.

No es de extrañar que la gente vea este acto como sospechoso, confuso, o que incluso se sientan a veces ofendidos cuando se les ofrece “dinero gratis”. La economía dominante todavía sostiene que estamos impulsados ​​por deseos racionales que promueven nuestro propio interés. Este supuesto impulsa una cultura que refuerza sus propias creencias mediante la colocación en la cima del éxito a los que han tenido más éxito en la maximización de su propio interés. Cuando muchos oyen las palabras “dinero gratis” piensan inmediatamente en “estafa por codiciosos”, aunque la codicia ha estado ausente en todos los eventos del Día del Dinero Gratis celebrados hasta el momento. Nadie ha tratado de aprovechar esta la experiencia para conseguir dinero para éllos, más bien ha predominado la generosidad de la gente repartiendo el dinero de sus carteras.

Dónde andamos más perdidos es en la capacidad de recibir la generosidad de otros. Tal vez la razón por la que muchos de los participantes han informado de la falta de voluntad de recibir es porque tenemos una connotación cultural de que recibir ayuda de alguien, especialmente de desconocidos, se vincula con la debilidad. Visto de este modo, la oferta de ayuda se convierte en un insulto, una acusación de que no puedes gestionar tu vida por tí mismo, en lugar de lo que pretende ser, un gesto de amor y buena voluntad.

Una de las respuestas que los participantes reciben con más asiduidad es “por favor, dale a alguien que lo necesite más que yo”. Esta respuesta puede deberse, en parte, a la generosidad y a la ética, pero también puede ser producto del individualismo despiadado promovido por la ideología neoliberal imperante. Quizás siglos de capitalismo basado en el mercado han arraigado el modelo de transacción tan profundamente en nuestras mentes que conseguir algo por nada parece un truco imposible. Tal vez sea esta la razón por la que las sugerencias de “devolver el favor” y de aprender sobre el significado del evento hacen que la gente se sienta más cómoda al recibir.

Por lo tanto, el Día del Dinero Gratis es una invitación a explorar tanto el dar como el recibir. Además, a medida que aumentamos nuestra capacidad de recibir, somos más capaces de dar a los demás de manera saludable. En particular este año nos invitan a experimentar sobre: ¿qué se puede hacer para animar a la gente para recibir más a gusto?.

Se trata de honrar la inteligencia colectiva y de reponer nuestra confianza en la humanidad para experimentar la riqueza de nuestra interconexión en este planeta finito.

 

No te pierdas el resto de post de Inspiracción Social, haz click aquí.

Recetas de innovación social, economía en transición y resiliencia para un desarrollo sostenible a la medida de las personas.

 

Fuente: http://www.resilience.org

Traducido y adaptado por Inspiracción Social

 

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s