Rural Hub conecta personas, ideas, tecnología e innovación social en el mundo rural

Rural Hub es el nodo raíz de una red de investigadores, activistas, académicos y directivos interesados ​​en la identificación de nuevos modelos de desarrollo económico que permitan encontrar soluciones a las necesidades sociales y de mercado que surgen en el mundo de las nuevas empresas rurales.

El proyecto nació en Nápoles en 2013 como una como una búsqueda colectiva que permitiera crear vínculos entre las nuevas empresas innovadoras, inversores y asociaciones vinculadas que echaban de menos la falta de un vivero de empresas que impulsaran y desencadenaran negocios de renovación tecnológica y sostenible en la industria de producción y transformación alimentaria rural. Rural Hub es el primer hackerspace italiano que conecta y permite el intercambio entre personas, ideas, tecnologías y proyectos de innovación social aplicadas al mundo rural.

Calvanico, Societing Summer School 2013 con Alex Giordano
Calvanico, Societing Summer School 2013 con Alex Giordano

Rural Hub es muchas cosas juntas: lugar de vida (co-sala de estar) y de trabajo compartido (co-trabajo); centro de estudios e investigación permanente en innovación social aplicada a las zonas rurales; incubadora y facilitador de financiación para proyectos rurales de nueva creación y es una invitación a una innovación social rural auténtica. La innovación social rural pretende la recuperación de los conocimientos del campo tradicional italiano (por ejemplo, la recuperación de los semillas nativas), acompañada del uso de las nuevas tecnologías, como la incorporación de placas de Arduino a la maquinaria agrícola.

El principal objetivo de la innovación social rural no está en trabajar sobre la necesidad financiera de una persona (física o jurídica), sino en la creación y redistribución de valor en el territorio, la autenticidad de los proyectos individuales, el sentido de comunidad, la ética del trabajo y del campo mismo. Las ideas de negocio se consideran innovadoras si son sostenibles no sólo en términos de la vida social y ambiental, sino también económicos, y diseñados para ser desarrollados a largo plazo en el lugar que se generaron. Las empresas innovadoras rurales tienen que activar los mecanismos de redistribución económica en las comunidades locales, ya que innovar hoy significa ser consciente de ser parte de un territorio, de un sistema plural.

Las ideas y proyectos de Rural Hub pueden incluir innovaciones en modelos de negocio y distribución o soluciones, éticas y ecológicas para el sector agroalimentario, pero siempre con la mirada puesta en sus valores de recuperación de la naturaleza y de valores e identidades socioculturales de un territorio específico.

Consideran que la tecnología debe utilizarse para fines sociales y promueven una agricultura moderna que utiliza la tecnología para ser sostenible, una agricultura de calidad vinculada a las comunidades locales, pero capaz de estar en conexión con el mundo. Lo interesante es poder mirar hacia atrás, con la ayuda de viejos agricultores, para entender cómo se hace el trabajo, y por otro lado, estar en contacto con las nuevas generaciones que conocen la dinámica de las conexiones y de los procesos de intercambio, se puede trabajar en red y crear un sistema. En un mundo interconectado como el nuestro se anulan las barreras de espacio y tiempo. El pasado proporciona los conocimientos y habilidades para mejorar la preciada herencia de la comida italiana y darle un nuevo impulso a una economía en estancamiento.

Cattura1

En la cadena convencional del modelo de creación de valor económico el producto es una estratagema para la explotación de otras dimensiones, como la logística, la marca y las finanzas.

La nueva economía rural quiere recuperar la posesión de estos procesos y reorganizarlos sobre una base comunitaria, para devolver el valor material al producto.  El reto es  combinar  Gente –  Planeta – Beneficio,  o crear empresas que respetan el equilibrio del territorio, sean económicamente viables y se hagan socialmente responsables.

Se trata de un nuevo modelo económico, que toma prestado del pasado campesino valores útiles para el presente (la frugalidad, la solidaridad, el respeto a la protección de los ecosistemas y la biodiversidad). Los innovadores jóvenes aportan al contexto agrícola de las zonas rurales formación altamente especializada y competencias laborales adquiridas en las ciudades o en largas estancias en el extranjero, la expresión de una cultura global y el compartir la ética de la red, creando una poderosa nueva semántica de lo contemporáneo. Se habla de #smartrurality,  de la vida rural que es tan fundamental para la continuación de la contemporánea a través de un cambio dialéctico de estilos de vida sostenibles y nuevas posibilidades.

El  Sistema de Innovación Social Rural representa un nuevo modelo en el que la desintermediación toma el lugar de la logística, la narración sustituye a la comercialización y la redistribución a la financiación, subvirtiendo la cadena de valor convencional y se centra en el producto, en una proporción de ósmosis con la comunidad.

La desintermediación opera en una comunidad dinámica, que reúne a fabricantes, productores y a las comunidades locales, la marca se ha sustituido por narración auténtica que transmite el valor evocador y la identidad de los productos agrícolas tradicionales y la redistribución desencadena mecanismos de retorno de valor (tangible e intangible) para el interior de la comunidad.

La idea subyacente es que es necesario recuperar un enfoque holístico, capaz de poner de relieve los efectos directos e indirectos de nuestras elecciones, lo que llaman “Impacto de la Innovación Social Rural”.

La medición de los impactos del Sistema de Innovación Social Rural podría proporcionar evidencias sobre las combinaciones de valores generados, el punto clave es construir herramientas que sean capaces de medir los márgenes producidos por las actividades rurales que proyectan un mundo más sostenible.

La modernidad debe responder a las crecientes demandas de cambio que vienen desde abajo, a las innovaciones, a lo nuevo y a lo viejo para desarrollar una economía a la medida de las personas.

Descarga aquí el Manifiesto de Innovación Social Rural

 

No te pierdas el resto de post de Inspiracción Social, haz click aquí.

Recetas de innovación social, economía en transición y resiliencia para un desarrollo sostenible a la medida de las personas.

 

Fuentes: http://www.italiachecambia.org , http://www.ruralhub.it/it/

Traducido y adaptado por Inspiracción Social

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s