Fairphone, el teléfono diseñado y fabricado de un modo más justo y sostenible

Fairphone es una empresa social que desarrollar  y fabrica un teléfono inteligente diseñado y producido con el mínimo daño a las personas y el planeta. La principal motivación para fundar Fairphone fue desarrollar un dispositivo móvil que no contiene minerales de zonas en conflicto (generalmente oro, estaño, tantalio y tungsteno) y que los los trabajadores de las cadena de suministro y producción trabajen con unas condiciones laborales justas. El objetivo final es crear una economía más justa, en la que el impacto positivo en toda la cadena de valor  promueva la creación de nuevas relaciones entre las personas y los productos que consumen.

Minerales como el coltán y tantalio son elementos importantes para la industria electrónica, necesarios para la fabricación de los condensadores, conductores y procesadores de los teléfonos móviles. Gran parte de estas materias primas se encuentran en la zona fronteriza entre Ruanda y la República Democrática del Congo. Estos minerales se obtienen en su gran mayoría en condiciones laborales inhumanas. Además el incremento de la demanda tecnológica global es aprovechada para llenas las arcas de señores de la guerra guerra.

 

Fairphone 2, el teléfono de economía justa y sostenible

 

Ahora se está desarrollando la segunda versión del Fairphone, que será uno de los primeros teléfonos inteligentes modulares puestos a la venta, el nuevo Fairphone está diseñado para ser reparado por partes y actualizado de manera fácil, ampliando así el ciclo de vida del teléfono. La arquitectura modular del Fairphone2  permitirá al usuario mantener y reparar el teléfono más fácilmente, por ejemplo, será capaz de cambiar una pantalla rota en menos de un minuto, con el objetivo de reducir la velocidad de obsolescencia.

Los beneficios ambientales, sociales y económicos son enormes. Los Análisis de Ciclo de Vida (ACV) realizados por Fairphone estiman que si su teléfono alcanza una vida útil de cinco años podrán reducir las emisiones de CO2 durante el ciclo de vida completo del aparato en aproximadamente un 30%.

 

fair_phone_2

 

La empresa tiene su sede en Ámsterdam,  y está apoyada por la Sociedad Waag, una fundación que tiene como objetivo fomentar la experimentación con las nuevas tecnologías, el arte y la cultura. El proyecto está totalmente financiado de forma independiente (sin donaciones o capital de riesgo) para preservar los valores sociales que tienen como objetivo transmitir.

Y lo más importante que debemos saber, el teléfono más sostenible que existe es el que ya tenemos. Está en nuestras manos la elección, a través de nuestro consumo, del mundo en el que queremos vivir, tanto en el presente como en las próximas generaciones.

 

No te pierdas el resto de post de Inspiracción Social, haz click aquí.

Recetas de innovación social, economía en transición y resiliencia para un desarrollo sostenible a la medida de las personas.

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s